lunes, 7 de noviembre de 2011

Ramana Maharshi y Jung -2-

¿Por qué razón Jung no se entrevistó con Ramana en su viaje a India de finales de 1937 e inicios de 1938 pudiendo haberlo hecho cuando estaba en Madras?  Jung ha dado diversas excusas tratando de justificar tal decisión suya desde nada más regresar de tal viaje hasta casi el final de su vida (en sus Memorias). Sus biógrafos han tratado de encontrar más respuestas posibles. Amigos suyos que conocían la obra de Ramana quedaron estupefactos al saber que evitó visitarle en su áshram al pie del monte Arunachala, como les aconteció al indólogo Heinrich Zimmer (1890-1943) y al sociólogo y doctor Gualthernus H. Mees. Asimismo la postura ambivalente hacia Ramana Maharshi que expone en 1944 Jung en el prólogo al libro de Zimmer Der Weg zum Selbst. The Way to the Self  (léase en inglés) resulta patética para muchos esoteristas y, particularmente, para muchos devotos de Ramana Maharshi, aunque las partes más favorables hayan servido a su vez de prólogo para la recopilación de escritos de Ramana recogidos en el libro Enseñanzas Espirituales.


Jung tenía un conocimiento considerable sobre algunas facetas del hinduismo antes de invitar a su casa de Küsnacht, pocos meses antes de viajar a India, al escritor Paul Brunton (que había tenido una relación dispar con Ramana Maharshi y su ásrham) y al maestro neovedantino V. Subramanya Iyer, y así lo señalé en 1999 en el artículo Jung y Oriente: primer acercamiento; Brunton e Iyer no debieron hablarle lo suficientemente bien de Ramana Maharshi. En ese artículo todavía era muy junguiano, y hoy día creo que tal ensayo precisaría una revisión crítica por mi parte; así, por ejemplo, sospecho que las numerosas citas bibliográficas que transcribió en su libro Tipos Psicológicos (1921) provenientes del Manava-Dharmaçastra, Ramayana, Bhagavad Gîta, Upanishad, Mahabharata, Purana XVI, Atharva Veda, Rig Veda, Himnos Védicos, Catapatha-brahmanam...debieron ser recogidas previamente, en la fase de documentación, por su amante y hetaira inspiradora Toni Wolf, y que Jung no llegó a captar en toda su amplitud y profundidad qué era el Atman, concepto que tomó como fuente oriental inspiradora para el de su arquetipo central, el Sí-Mismo.

Cuadro de Glenn Friesen en su ensayo "Jung, Ramana Maharshi y la Meditación Oriental"
 He leído diversos escritos de Jung "autojustificándose" de no visitar a Ramana Maharshi, he leído en varios libros especialmente lo relativo a su vida y obra en la década de 1930 para intentar buscar las causas de tal rechazo, y ya, de paso, he releído pasajes diversos de toda su vida, sobre todo tras llegar a mis manos el reciente libro publicado por Kairos de la biografía de Jung realizada por J.J. Antier. Asimismo, en internet, he encontrado dos valiosos ensayos muy esclarecedores al respecto de J. Glenn Friesen, que paso a listar:
- Jung, Ramana Maharshi y la Meditación Oriental
- Paul Brunton y Ramana Maharshi
Igualmente ha sido una suerte para mí encontrar:
- Cold Feet 2
- Cold Feet 2
- Jung and Yoga: Carl Jung’s advice about Eastern Spiritual Disciplines

Al internauta interesado le animo a ir leyendo los ensayos que he ido señalando con sus links en este post, antes de abordar, en el siguiente post mío, los motivos que considero más fiables por los que Jung se negó ver a Ramana Maharshi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada